• Search
  • Lost Password?
comida típica Madrid

Comidas típicas de Madrid qué hay que probar sí o sí

En Madrid las comidas típicas abundan, su gastronomía tradicional tiene platos exquisitos, verdaderos manjares que parecen ser salidos de manos de los mismos dioses.

La gastronomía madrileña no solo es rica, sino que es muy diversa platos desde los más sencillos hasta los más elaborados y postres sin igual, pero como en todo siempre hay lo que destaca y te dejaremos conocer las comidas típicas de Madrid que debes probar sí o sí.

Bocata de calamar, el sencillo más popular

Iniciamos con el más sencillo y popular, aunque es bastante raro para una ciudad sin mar que una de sus comidas más emblemáticas venga él, sin embargo el bocata de calamar es una de sus comidas típicas más probadas. 

Aunque se trata de un plato sencillo es delicioso, son calamares en ruedas con sal, rebozados con harina de trigo y garbanzos que se fríen con textura crujiente en aceite de oliva, para luego ser metidos en pan a temperatura ambiente, no puedes dejar de probarlos, si lo acompañas con una cerveza helada elevarás tu experiencia gastronómica. Puedes pedirlo como almuerzo o en versiones más pequeñas como tapa. 

Callos a la madrileña, el plato más humilde de Madrid 

Los callos a la madrileña es otra de las comidas típicas que debes degustar, aunque en otros lugares de España se sirven callos, el estilo madrileño siempre sobresale. Para prepararlos se cocinan varios tipos de casquería donde abundan los callos de ternera, a estas se suma panceta, morcilla y chorizo.

Se cocinan en una salsa de ajo, cebolla y guindilla que se completa con especias, laurel y sal, es un plato pesado en el que la salsa abunda, debes saborearlo muy bien, migar y mojar pan salado en él es una de las mejores formas de complementarlo y disfrutarlo.

Puedes pedirlo como entrada en una ración pequeña, o como segundo plato, casi todos los sitios de gastronomía lo ofrecen.

El cocido, la comida más típica

El Cocido es el plato más típico de Madrid y no puedes perder probarlo, es un guiso a base de garbanzos, carne de distintos tipos y cortes, tocino, morcilla y verduras cocidos a fuego lento, que deja todos sus elementos suaves y jugosos; también es un plato de cuchara y el pan suele ser su compañero para mojar hasta más no poder.

Será fácil de hallar buenos sitios donde probarlo, es infaltable en muchas cartas, algunos piden comerlo por separado, su caldo como entrada mojar con pan, dejando las carnes, verduras y garbanzos como plato principal; lo mejor es que sus sabor es muy bien recibido por el paladar.

Huevos rotos, infaltables en el desayuno y tapas

Como muchos platos de la comida típica de Madrid, los huevos rotos son rápidos, sencillos y deliciosos, muchos los califican como los mejores desayunos o tapas si se sirven en raciones pequeñas. 

Está compuesto de patatas fritas que forman una cama sobre la que descansan un cuajado suave y suelto de huevos con trozos de jamón o chorizo, el secreto está en que la amarilla de los huevos no se cocine por completo, definitivamente lo debes comerlo.

Gallinejas, una exclusividad de la capital

A diferencia de otros platos que suelen tener versiones distintas en otras regiones de España, las gallinejas es una comida prácticamente exclusiva de Madrid. Está compuesta de intestinos, canutos, mollejas, zarajos y entresijos de cordero a los que se agrega sal y se fríen en su propia grasa.

Se comen solos o con patatas fritas en el mismo aceite para impregnar su sabor, se presentan en platos amontonados o en pinchos, debes darle rienda suelta a tu palabra con este delicioso platillo.

Rosquillas de San Isidro, el postre más 

Cerramos la lista con un dulce y no puedes dejar de probarlo al visitar Madrid: Las Rosquillas de San Isidro, famosas y deliciosas, aunque lo típico es consumirlas durante la celebración las fiestas dedicadas al santo por el que fueron nombradas, hoy en día se venden en distintos establecimientos, dulcerías y panaderías. 

Se trata de rosquillas horneadas, hechas con harina de trigo, huevo, azúcar y levadura, cubiertas con distintos baños de azúcar, aunque algunas no llevan ningún glaseado y son igualmente deliciosas, son servidas como desayuno, merienda y postre. 

Written by
admin
View all articles
Leave a reply
Written by admin